RUTA DE LAS CARAS ESCONDIDAS DE BUENDÍA

En este post vamos a descubrir un tranquilo rincón junto a la Ruta de las Caras de Buendía. Un rincón donde podemos contemplar dos caras escondidas, quizás secretas.

Ruta de las Caras
Ruta de las Caras

¿Quieres descubrirlas?




CÓMO LLEGAR

Para llegar al lugar que os comentamos debemos acercarnos a la escultura de la calavera, conocida como De Muerte. Subimos hasta el mirador donde se encuentra y tomamos un sendero que se dirige a la derecha.

Ruta de las Caras
Ruta de las Caras

Tras unos cientos de metros caminando paralelos al embalse, el paisaje se aclara y, por sorpresa, se aparece ante nosotros una increíble cala.

Cala en el embalse de Buendía
Cala en el embalse de Buendía

Nos quedamos asombrados, por lo que decidimos acercarnos y verla de cerca. Había que descender una pequeña pendiente para llegar hasta la orilla del embalse, así que cuidadosamente fuimos bajando. No era mucha la pendiente, pero el suelo era de arena y se desprendía con facilidad, por lo que no era difícil resbalarse.

Y por fin, llegamos a la orilla de la cala. Más que un embalse, parecía una playa. La recorrimos de lado a lado y decidimos quedarnos allí. Parecía un lugar perfecto para comer y descansar un rato.

Orilla del embalse de Buendía
Orilla del embalse de Buendía

Así que nos instalamos junto al agua, disfrutando de la tranquilidad, de la brisa y del entorno que nos rodeaba.

Nos pusimos a tirar alguna que otra foto y de repente nos dimos cuenta que una especie de cara se encontraba a nuestra izquierda. Estaba escondida entre las rocas y no nos miraba de frente, se encontraba de perfil. Nos acercamos y efectivamente, ¡era una roca esculpida en forma de cabeza!

Cara escondida en Buendía
Cara escondida en Buendía

¡Una cara escondida y secreta en una cala del embalse de Buendía!

Después de la sorpresa, comimos y descansamos frente al “mar”. Pero nos empezó a picar la curiosidad y empezamos a buscar con la mirada alguna roca que pudiera estar esculpida en forma de cara. Pero no encontramos nada más. Hasta que un tiempo después, ¡vimos de nuevo otra roca esculpida!

Esta no tenía forma de cara, era un animal. Una especie de lagarto o lagartija, de buen tamaño, que parecía estar trepando entre las rocas buscando el calor del sol.

Lagarto esculpido en el embalse de Buendía
Lagarto esculpido en el embalse de Buendía

Atónitos, hicimos unas cuantas fotos más y pensamos si era posible que en el embalse existieran más caras o formas esculpidas en el embalse de Buendía.

Es cierto que, si habéis realizado la Ruta de las Caras, habréis visto que existen caras esculpidas que no están marcadas en la ruta ni en los paneles informativos. Nosotros vimos unas cuantas en todo el recorrido, como estas de las fotografías.

Caras escondidas en la Ruta de las Caras
Caras escondidas en la Ruta de las Caras

Pero fuera del itinerario, como las que encontramos en la cala, ¿hay más?

Y aquí os pedimos ayuda, ¿sabéis si hay más “caras escondidas” en Buendía? Si es así, enviadnos vuestras fotos, ¡las estamos esperando!

Os dejamos con el mapa interactivo donde detallamos cómo llegar a este lugar.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *