En este post vamos a hacer un recorrido por los pueblos más bonitos de Huesca. Una ruta, de municipio en municipio, descubriendo 18 maravillosos pueblos del pirineo de Huesca.

Rincones de Aínsa

Los pueblos más bonitos de Huesca




LOS PUEBLOS MÁS BONITOS DE HUESCA

Pueblos encantadores, con magia, especiales, escondidos. Muchos de ellos aún conservan la arquitectura y entramado de la época medieval. Ese estilo montañés pirenaico que es una auténtica belleza. ¡Vamos a descubrirlos!

AÍNSA

Aínsa es sin ninguna duda uno de los pueblos más bonitos de Huesca y además está reconocido como uno de los Pueblos más Bonitos de España. Y no es para menos. Sus cuidadas calles y empedradas casas te hacen sentir como en un escenario. Y es que Aínsa ha sabido conservar como nadie ese encanto de siglos atrás. Es una delicia recorrer sus calles.

Calles de Aínsa

Calles de Aínsa

Descubre más sobre Aínsa.

Alojamiento en Aínsa.

TORLA-ORDESA

Torla-Ordesa es un precioso pueblo empedrado del Alto Aragón que conserva su encanto medieval y donde se respira un ambiente montañero. Y es que desde este pueblo se pueden realizar varias rutas al encontrarse a los pies del maravilloso Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La más famosa es la Cola de Caballo, pero hay multitud de rutas y la verdad que todas ellas son de una belleza extraordinaria.

Calles de Torla

Calles de Torla-Ordesa

Descubre más sobre Torla-Ordesa.

Alojamiento en Torla-Ordesa.

BROTO

Broto se encuentra muy cerquita de Torla-Ordesa y destaca, además de por su entorno, por el espectacular salto de agua, conocido como la Cascada de Sorrosal, que se encuentra a apenas 5 minutos andando desde el pueblo. El sendero para llegar hasta ella es muy sencillo y es de obligada visita. En el pueblo podemos destacar su iglesia y la antigua cárcel. Al lado de Broto se encuentra Oto, una pequeña aldea muy interesante de visitar.

Cascada del Sorrosal

Cascada del Sorrosal en Broto

Descubre más sobre Broto.

Alojamiento en Broto.

BOLTAÑA

Otro de los pueblos más bonitos de Huesca es Boltaña. Su casco histórico se conserva en perfectas condiciones, con esa arquitectura tan típica de la zona. Para que nos hagamos una idea, algunas de las casas fueron construidas en el siglo XV. Además del casco urbano y sus calles y rincones, en Boltaña destaca su iglesia, una de las más grandes del Pirineo aragonés, y las ruinas del Castillo y la ermita que se encuentran en un alto y desde el que las vistas son formidables. Desde Boltaña también se pueden realizar varias rutas de senderismo.

Calles de Boltaña

Calles de Boltaña

Descubre más sobre Boltaña.

Alojamiento en Boltaña.

AÍSA

Aísa es un pequeño pueblo ubicado dentro del Parque Natural de los Valles Occidentales. El pueblo está completamente empedrado y con casas de piedra robusta. La arquitectura rural pirenaica aragonesa se hace notar en este pueblecito. Recórrelo, disfrútalo y recomendamos realizar la ruta de senderismo del Barranco de Igüer y Llanos de Nazapal. Una auténtica pasada de ruta.

Aísa

Plaza de Aísa

Descubre más sobre Aísa.

Alojamiento en Aísa.

BENASQUE

Sin duda, Benasque es otro de los pueblos más bonitos de Huesca, por lo que no podía faltar en esta lista. Su casco urbano es digno de visita, con esa arquitectura montañesa tan bien cuidada. Pero quizás lo más destacable de Benasque es dónde se encuentra. En pleno Parque Natural de Posets-Maladeta y con un encanto natural arrebatador. Multitud de rutas de senderismo para disfrutar de este privilegiado entorno y la Estación de Esquí de Cerler para los amantes de los deportes de invierno.

Entorno de Benasque

Entorno de Benasque (Foto de: Pixabay)

Alojamiento en Benasque.

EL PUEYO DE ARAGUÁS

El Pueyo de Araguás es un pueblecito que ver en Huesca de, podríamos decir, apenas dos calles. Pero claro, qué dos calles. Una de ellas es un precioso mirador al entorno del pueblo y a la magnífica Peña Montañesa. La otra calle es pura magia. Es como adentrarte de repente en un cuento. Esta callejuela conserva su arquitectura y entramado del siglo XVI y es un encanto, una belleza. No pierdas detalle de cada plazita y rincón. También podemos destacar de El Pueyo de Araguás su iglesia.

El Pueyo de Araguás

El Pueyo de Araguás

Descubre más sobre El Pueyo de Araguás.

Alojamiento en El Pueyo de Araguás.

JACA

Aunque es más una pequeña ciudad que un pueblo, no podemos dejar de incluir en la lista este municipio de Huesca. En Jaca destaca especialmente la Ciudadela, además de su casco antiguo y la bellísima Catedral. Jaca es un estupendo punto de partida para conocer la zona y se encuentra muy cerca de otros lugares que ver en Huesca como la Estación de Canfranc, la Cueva de las Güixas o la Estación de Esquí de Candanchú.

Ciudadela de Jaca

Rincones de la Ciudadela de Jaca

Descubre más sobre Jaca.

Alojamiento en Jaca.

ALQUÉZAR

La Villa Medieval de Alquézar se encuentra dentro del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara. Querrás perderte por sus calles, aquellas que antaño fueron fortaleza árabe, y recorrer cada rincón. En Alquézar destacan especialmente su Colegiata, el mirador Sonrisa al Viento y las Pasarelas del Vero. No dejes de visitar Alquézar porque, sin duda, es uno de los pueblos con más encanto de Huesca. ¿Quieres reservar una excursión por las pasarelas de Alquézar?

Villa de Alquézar

Villa de Alquézar (Foto de: Pixabay)

Alojamiento en Alquézar.

ANSÓ

Ansó conserva de una forma espectacular su casco antiguo llegando a ser declarado Bien de Interés Cultural. Pero es que además de su cuidada arquitectura y de sus típicas casas pirenaicas, Ansó se ubica en un entorno espectacular, cerca del Parque Natural de los Valles Occidentales, del Valle de Hecho, del Valle del Roncal y del Paisaje Protegido de las Foces de Fago y Biniés.

Ansó

Ansó (Foto de: Wikipedia)

Alojamiento en Ansó.

MONTAÑANA

Montañana es un pequeño pueblo con muy muy pocos habitantes que ha conservado su pasado medieval dejándolo ahora disfrutar a todo viajero que se acerque hasta él. Con su arquitectura típica aragonesa tan cuidada fue declarado Patrimonio Histórico-Artístico. Hay rinconcitos con un tremendo encanto en Montañana, así que lo mejor es ir tranquilamente y caminar sin prisas, disfrutando de cada paso.

Montañana

Montañana (Foto de: Wikipedia)

Alojamiento en Montañana.

SALLENT DE GÁLLEGO

Este pueblo del Pirineo aragonés tiene un encantador casco urbano, con sus casas de piedra y tejados altos y vertiginosos. Y es, sin duda, un lugar perfecto para iniciar multitud de rutas de senderismo y actividades relacionadas con la montaña, ya que el entorno que rodea a Sallent de Gállego es una auténtica maravilla.

Sallent de Gállego

Sallent de Gállego (Foto de: Wikipedia)

Alojamiento en Sallent de Gállego.

GRAUS

El casco histórico de Graus es uno de los más bellos de Huesca, como se puede apreciar en su coqueta y colorida Plaza Mayor. Además, en los alrededores se pueden visitar varios yacimientos arqueológicos. Y, por supuesto, el enclave natural donde se ubica también es para destacar, como suele suceder en cada rincón de Huesca.

Plaza de Graus

Plaza de Graus (Foto de: Wikipedia)

Alojamiento en Graus.

RODA DE ISÁBENA

Lo más destacable de Roda de Isábena es su Catedral. Este pueblo es el más pequeño de España con una catedral, es la seo más antigua de Aragón y está reconocido como uno de los Pueblos más Bonitos de España. El claustro de la Catedral es una pequeña maravilla que no puedes dejar de visitar. Pero también es digno de visita su casco urbano y la muralla que aún conserva.

Claustro de Roda de Isábena

Claustro de Roda de Isábena (Foto de: Wikipedia)

Alojamiento en Roda de Isábena.

TRAMACASTILLA DE TENA

Este típico pueblo pirenaico aragonés destaca, además de por sus calles y edificios empedrados y ese ambiente montañero, por el entorno natural que lo rodea. Se ubica en pleno Valle de Tena y las rutas de senderismo y actividades al aire libre que se pueden realizar son innumerables. Recorrer Punta Cochata o el Bosque de Betato son claros ejemplos de ello. Reserva desde aquí una espectacular excursión en tren de montaña por el Valle de Ripera.

Tramacastilla de Tena

Tramacastilla de Tena (Foto de: Wikipedia)

Alojamiento en Tramacastilla de Tena.

LANUZA

Lanuza también se ubica en el Valle de Tena. El pueblo, de piedra y pizarra, guarda callejuelas y rincones con mucho encanto. El embalse, que un día ahogó al pueblo, ahora otorga a Lanuza otro punto de interés, haciendo del conjunto un marco incomparable.

Embalse de Lanuza

Embalse de Lanuza (Foto de: Wikipedia)

Alojamiento en Lanuza.

LOARRE

Uno de los pueblos que ver en Huesca es Loarre, en el que destaca por encima de todo su Castillo. Y es que está considerado como la fortaleza románica mejor conservada de Europa. El pueblo tampoco debemos dejar de visitarlo, con casonas, el puente, la Plaza Mayor y distintos rincones con encanto. ¿Quieres reservar una visita al Castillo de Loarre?

Castillo de Loarre

Castillo de Loarre (Foto de: Pixabay)

Alojamiento en Loarre.

FISCAL

Fiscal es otro de los pueblos más bonitos de Huesca. Es atravesado por el río Ara y destaca por su entorno natural, por donde realizar rutas de senderismo, por guardar rincones encantadores y por el precioso Pórtico de Jánovas.

Arco Pórtico de Jánovas

Pórtico de Jánovas en Fiscal

Descubre qué ver en Fiscal.

Alojamiento en Fiscal.

Dejamos un mapa ubicando los pueblos que hemos citado:

Y con esto finalizamos este post en el que hemos recorrido los pueblos más bonitos de Huesca. Una ruta por pueblos medievales, pueblos con la típica arquitectura pirenaica aragonesa y donde el ambiente montañero se respira en cada rincón. Si quieres disfrutar de todo esto, si eres un aventurero, un amante de los pueblos con encanto y de la naturaleza, no dejes de conocer Huesca y recórrela como se merece.