Joyas del turismo rural en Asturias: Cangas de Onís

Cada año, más viajeros se decantan por realizar turismo rural. Una forma de viajar en la que conocer lo más auténtico de las regiones, sus costumbres, su cultura y su gastronomía. En este post os vamos a descubrir los mejores lugares que ver en Cangas de Onís, uno de tantos rincones rurales con los que cuenta Asturias.

En su historia destaca que fue capital del Reino de Asturias hasta el 774 y actualmente es uno de los pueblos más visitados del principado, ya que además del encanto del propio pueblo, en sus alrededores se puede visitar el mágico Santuario de Covadonga y los espectaculares Lagos de Covadonga.

El pueblo de Cangas de Onís se puede visitar en una mañana o una tarde, y el resto del día organizarse para conocer los alrededores anteriormente mencionados.

1. Descubriendo Cangas de Onís

Dos imprescindibles que visitar en Cangas de Onís son el Puente Romano y el casco histórico. Recorriendo este aconsejamos pararse en alguno de sus restaurantes para disfrutar de la estupenda gastronomía típica asturiana, en la que destacan la fabada o el cachopo y cómo no, la sidra.

Quizás el evento más relevante del pueblo es el Descenso del Sella, que discurre por Cangas y que tiene un recorrido total de 16 kilómetros. Pero también es destacable la semana grande de San Antoniu, en torno al 13 de junio, en la que los habitantes se ponen sus trajes regionales y las gaitas amenizan la fiesta.




2. Qué ver en Cangas de Onís

Puente Romano

Sin duda, el Puente Romano es un de los mejores rincones que visitar en Cangas de Onís. Es el icono del pueblo y sale en todas sus postales. Cuenta con dos arcos laterales y un precioso y gran arco en medio del que cae una réplica realizada en madera de la Cruz de la Victoria.

Puente Romano de Cangas de Onís
Puente Romano de Cangas de Onís

Cuentan que la original la portaba el mismísimo rey don Pelayo en la batalla de Covadonga. Actualmente, la original se puede contemplar en la Catedral de Oviedo.

Como curiosidad, este fue el único puente de piedra sobre el río Sella hasta el siglo XIX, de ahí también su importancia histórica.

Casco histórico

Recorrer el casco histórico es una de las cosas que hacer en Cangas de Onís imprescindibles. Callejuelas con encanto; la Plaza del Mercado, con la Casa de la Capitana del siglo XVII; la Casa de Soto, de estilo barroco; y otras casonas de interés como la Casa Riera, de principios del siglo XX y actual Oficina de Turismo, y la Casa de Indianos Finca Villa María, de bella arquitectura indiana y que actualmente es un restaurante.

Calles de Cangas de Onís
Calles de Cangas de Onís

Recorriendo el centro seguro que te apetece entrar a algún restaurante donde comer en Cangas de Onís y regalarse una buena comida asturiana para coger fuerzas y seguir recorriendo la zona.

Parque de la Casa Riera

Este agradable y verde parque se sitúa junto a los ríos Sella y Güeña. Destaca el puente de madera sobre el río Güeña y el hórreo, esta construcción típica de la zona y que tanto nos gusta.

Iglesia de Santa Cruz

Se construyó en el 737, sobre un dolmen funerario del 4.000 a.C, y tiene una gran importancia histórica ya que guardó la Cruz de la Victoria.

Como curiosidad, en su interior alberga una copia de la lápida de consagración, considerado el primer monumento literario de la Reconquista.

Iglesia de la Asunción

Construida en 1963, destaca exteriormente por su piedra de color rojizo y por el campanario, con más de 30 metros de altura. También en el exterior, se encuentra la estatua de bronce de Don Pelayo.

En el interior son destacables unos grabados y las vidrieras.

Iglesia de la Asunción de Cangas de Onís
Iglesia de la Asunción de Cangas de Onís

3. Actividades al aire libre en Cangas de Onís

Todos sabemos el entorno natural tan impresionante que tiene Asturias. Y es que cerca de Cangas de Onís se encuentran lugares tan emblemáticos como los Lagos de Covadonga, una de las excursiones imprescindibles que hacer en Cangas de Onís. Con sus misteriosos lagos, sus altas montañas y ese verde tan intenso que casi hipnotiza. Un lugar mágico.

Lagos de Covadonga
Lagos de Covadonga

Más lugares que visitar cerca son la Ruta de los Beyos, un impresionante desfiladero perfecto para una ruta en coche por Asturias; la fascinante Ruta del Cares, uno de los recorridos más famosos de Asturias; y multitud de rutas en bici para todos los gustos. Simplemente elige tu destino y disfruta del paisaje.

Descenso del Sella

Y no podemos olvidarnos del tradicional Descenso del Sella. Una experiencia única e inolvidable y una de las mejores cosas que hacer en Cangas de Onís.

Se puede optar por realizar diferentes recorridos.

El primer tramo serían sobre 7 km y 2h; el segundo tramo sobre 13 km y 3 horas; y el tercer tramo sobre 16 km y 4h.

Sea el que sea, es una actividad imprescindible y en la que se disfruta mucho realizándola y admirando el entorno natural que siempre nos rodea.




4. Mejor época para viajar a Cangas de Onís

Cangas de Onís es un destino ideal para cualquier época del año. Pero depende lo que se quiera hacer, puede ser mejor visitar el pueblo en una época o en otra. Si es en verano, hay que tener en cuenta que a principios de agosto suele estar bastante concurrido ya que se celebra el Descenso Internacional del Sella, una Fiesta de Interés Turístico Internacional y a la que acuden miles de personas.

Descenso del Sella
Descenso del Sella (Foto de Josema Alonso en Flickr)

En el resto de meses del verano la ocupación suele ser mayor que en otros meses del año, pero también la climatología suele acompañar.

En cambio, si decides no ir en verano, lo mejor es la primavera y el otoño, que puedes pillar días de bastante buen tiempo y los paisajes son una auténtica maravilla. No os decimos de evitar el invierno, porque también su encanto, pero es cierto que el tiempo suele ser peor y las nevadas pueden hacer que algunos planes se tengan que modificar.

5. Gastronomía local: uno de los puntos fuertes de Cangas de Onís

Ya se sabe que la gastronomía asturiana es de las mejores del mundo. Es una región que cuenta con unas materias primas de excelente calidad y en la que destacan alimentos como la carne roja asturiana, los pescados, verduras y quesos, como el reconocido Cabrales.

La sublime fabada asturiana a fabes con almejas, el pitu de caleya o el pote asturiano son solo algunos de los mejores ejemplos de su gastronomía. Y no puede faltar la sidra, la bebida más tradicional de Asturias. En cuanto a Cangas de Onís, destaca especialmente por el queso Gamonéu y el helado Peña Santa.

Y aquí finalizamos el post de nuestro blog de viajes sobre qué ver en Cangas de Onís. Un pequeño pero encantador pueblo de Asturias que merece una buena visita.




Deja un comentario