7 lugares que ver en Aísa

En este post vamos a descubrir los lugares que ver en Aísa y alrededores. Un pequeño pueblo de Huesca con mucho encanto.

Se ubica dentro del Parque Natural de los Valles Occidentales y a orillas del río Estarrún, por lo que ya puedes imaginarte cómo es el entorno. ¡Una auténtica belleza!

Calles de Aísa (Huesca)
Calles de Aísa (Huesca)

Aísa es magia, con sus calles empedradas, sus casas de piedra y sus tejados de pizarra, típica de la arquitectura rural pirenaica aragonesa. Con callejuelas estrechas, plazitas y rincones que recorrer.

Lo más destacable de Aísa es el propio Aísa. Sus callecitas, sus fachadas, su ambiente rural, su aroma de pueblo y naturaleza… Camina relajadamente y disfruta de cada paso.

En nuestra ruta en coche por Huesca, además de conocer Aísa, visitamos también otros lugares encantadores. Pueblos, ciudades, rutas, cascadas…

Y es que está, al menos para nosotros, es una de las regiones más bellas de España.

Para aparcar en Aísa recomendamos no adentrarse en su casco histórico. Una buena zona es alrededor de la iglesia.

Plaza de Aísa (Huesca)
Plaza de Aísa (Huesca)

¿Buscas alojamiento en Aísa?

  • Casa Rural Estarrún: casa rural con habitaciones rústicas y con vistas a la montaña. Sirve desayunos y cenas y dispone de wifi gratuito.
  • Aísa Casa Simón: apartamento con 3 habitaciones, 3 baños y cocina totalmente equipada. Tiene terraza, balcón y vistas a la montaña.

¿Te gustaría practicar barranquismo en el Pirineo Aragonés?

¿Quieres reservar forfait para Candanchú?

1. Iglesia

El primer sitio que visitar en Aísa es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo barroco y con un alto campanario.

Tiene ese encanto pirenaico tan peculiar de la zona y recomendamos rodearla porque hay callejuelas y rincones muy coquetos.

Es el punto de partida para recorrer un poco el pueblo y disfrutar de ese ambiente montañero y rural que se puede respirar.

Iglesia de Aísa (Huesca)
Iglesia de Aísa (Huesca)

2. Lavadero de Abajo, una de los rincones que ver en Aísa

Caminando por Aísa te encontrarás con señales que indican el Lavadero de Abajo. Esta infraestructura hidráulica se construyó en torno a 1930 y era el lavadero del pueblo.

Las mujeres bajaban hasta él con la ropa en cestas de mimbre y sobre la cabeza. Cuando llegó el agua corriente a los hogares se dejó de utilizar y actualmente es un recuerdo más de los tiempos pasados que merece la pena acercarse y conocerlo.

Lavadero de Abajo de Aísa
Lavadero de Abajo de Aísa

3. Molino Harinero

Al otro lado del pueblo se encuentra otra infraestructura hidráulica que ver en Aísa, el Molino Harinero, situado a orillas del río Estarrún.

Actualmente se encuentra en ruinas, no como el Lavadero de Abajo. Aún así, merece la pena acercarse en un paseo agradable y disfrutar del entorno natural.

Tuvo una época donde era de gran importancia, ya que además de moler el grano para obtener harina, se generaba energía aprovechando la fuerza del agua.

Tras visitar Aísa y su entorno natural más cercano recomendamos un lugar donde comer en Aísa y disfrutar de la gastronomía del Pirineo de Huesca. Es el Restaurante Valle de Aísa, en pleno pueblo y donde se come estupendamente.




4. Cascada de Sibiscal

Tras conocer el pueblo, una de las cosas que hacer en Aísa, y que nosotros recomendamos, es realizar la ruta de Llanos de Nazapal. Aunque también es buena opción hacer primero la ruta y dejar el pueblo para lo último.

Sea como sea, en el trayecto desde Aísa al comienzo de la ruta, se encuentra la Cascada de Sibiscal.

Está algo escondida pero en el mapa de abajo podrás ver su punto exacto. Deja el coche o la moto a un lado de la carretera y sal a verla, es lo que nosotros hicimos.

La cascada es un salto de agua de bastante altura que bien merece una paradita.

Cascada de Sibiscal
Cascada de Sibiscal

5. Descubre qué ver y cómo llegar a la ruta del Barranco de Igüer y Llanos de Nazapal

Tras conocer la Cascada de Sibiscal sigue la carretera hasta llegar a La Cleta, lugar donde comienza la ruta, ubicada en pleno Parque Natural de los Valles Occidentales, donde se puede disfrutar de multitud de rutas de senderismo.

En nuestro blog de viajes podrás descubrir qué ver y cómo llegar al Barranco de Igüer y Llanos de Nazapal.

Para nosotros, esta ruta es una de las mejores y más agradables que hemos hecho. Un rincón donde la conexión con la naturaleza es máxima.

Arroyos, cascadas, montañas, valles e incluso rebecos, o sarrios, correteando no muy lejos de nosotros, a veces mirándonos curiosos. Una experiencia muy chula, la verdad.

Ruta del Barranco de Igüer y Llanos de Nazapal
Ruta del Barranco de Igüer y Llanos de Nazapal

6. Ermita de San Esteban

A las afueras de Aísa se encuentra la ermita de San Esteban. No tiene más interés que el hecho de que en ella se educó el rey Alfonso I, conocido como El Batallador.

7. Dolmen

También en los alrededores del pueblo de Aísa se encuentra un Dolmen que está considerado el más antiguo del Pirineo.

MAPA

Qué ver y hacer cerca de Aísa

Rincones que ver en Borau

Muy cerca de Aísa se encuentra el pequeño pueblo de Borau. Merece la pena acercarse y darse una breve vuelta por él descubriendo su arquitectura y rincones.

Borau
Borau

Todo lo que ver en Jaca

Descubre todo lo que ver en Jaca, una ciudad imprescindible si se está por la zona. Pasear por su casco histórico, descubrir su patrimonio y, por supuesto, recorrer su Ciudadela, son algunas de las cosas que hacer en esta ciudad de Huesca.

Rincones de la Ciudadela de Jaca

Estación de Canfranc

En nuestro post te contamos qué ver y cómo llegar a la Estación de Canfranc, otro de los lugares de visita obligada en esta zona de Huesca. Es una antigua Estación Internacional de Ferrocarril, un bello y gran edificio de cemento, hierro y cristal.

Estación de Canfranc
Qué ver en la Estación de Canfranc

Otros pueblos más alejados

Más lejos de Aísa se encuentran otros pueblos que son realmente interesantes. Los más destacados son Fiscal, Boltaña, Aínsa o Torla-Ordesa.

Calles de Torla
Calles de Torla-Ordesa

Y hasta aquí el post de nuestro blog de viajes sobre qué ver en Aísa, un encantador pueblo de Huesca con esas construcciones tradicionales de montaña tan típicas de la zona.




Deja un comentario